lunes, 17 de noviembre de 2014

Mientes


Mientes, pues. Puedo sentirlo desde el lejano peldaño, desde la tecla sucia que suena constante,

resuenan en mi cabeza tus mentiras amables
e inocentes
de sabor insípido. No muestras lo que realmente eres, me lo estás ocultando,
como si no supieras que ya me di cuenta.
Mientes con toda la eternidad y fuego, atormentado.
Tu mente intranquila juguetea entre los laureles de tus sienes, 
las mentiras buscan escapar por tus tímpanos, les veo la suciedad
queriendo arrancar lo más lejos posible.
Me mentiste, pues, así será siempre.
Y tú entretenido, piensas que no me doy cuenta, JÁ.
Mientes con la punta de la lengua, me doy cuenta incluso con los sonidos de las teclas.
Suenan RE FA# LAm en vez de MI DO RE.
¿Creíste que no me iba a dar cuenta?
Y encima, mientes y haces como que no mientes,
pero ya veremos quién es el que cae finalmente,
finalmente.




P.d: volvemos a las actrices pagadas...


lunes, 10 de noviembre de 2014

Los ojos extasiados

En la dulzura de esperar, se me han quedado
los ojos extasiados.

Otro sol y otra luna han de venir
y habrán de hallarme así:
Quietas las manos, antes flores de ruego
sombreadas las pupilas de misterio...
Otro sol y otra luna han de tornar
sin que se canse mi anhelar!

En la dulzura de espera, se me han quedado
los ojos extasiados.

M. Elim



Hace tanto que no escribo, me siento un poco ahogada, hay muchas cosas por sacar, muchas cosas por contar, muchas cosas por decir....
ya vendrá el tiempo de aumentar la calma, el vaivén de los frutos que dejarán una aire respirable.



p.d: Rancagua

jueves, 11 de septiembre de 2014

Collage

Hace rato que  ando un poco mezquina y sobreprotectora de mi vida, por lo que vaya un experimento extraño para quienes me leen:





  





p.d: no crea todo lo que ve, ah.... por decir solamente...

miércoles, 10 de septiembre de 2014

Boudoir

¡Me arrepiento, Señor, me arrepiento! Finalmente llega el punto en que las cosas valen poco la pena. Ruego por volver, volver al prado de sombras y sensaciones. Pierde toda lógica el pensar en que la respuesta hubiese sido la misma, por que sé que nunca hubiésemos llegado a un acuerdo: los pactos son cosas fervorosas, llenas de actos de fe y moral, ¿hacia dónde nos hubiera encaminado tal hecho? Solo sé que ahora deseo los temblores anidados en las profundidades de mi ser, las miradas penetrantes y el anhelo de ver todo eso mío y de nadie más. El pecado ha sido lanzado, la frecuencia de latidos ha estallado, el correr de las aguas ha formado un río tormentoso esperando por rebalsar el tranque y esta piel solo espera por sentir los dolores de agujas sangrantes.
p.d: Omita.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Reflexión

Que los días son contados entre tu amor y el mío. No hay por donde estirarlos. Preferimos mirarnos entre las rendijas, así, para que la angustia de separarnos sea menos dolorosa. Los reflejos entre los vitrales y los enredos de manos que solo terminan en calor no nos permiten divisar mucho más de este amor. Los ojos vidriosos, distancias de algunos metros, pero la sensación de una explosión cósmica se queda entre los silencios; solo tú y yo sabemos lo que pensamos: imágenes compartidas es lo que tenemos. Funciona, la verdad, funciona, es un telón de faldas coquetas que pretende entrometerse entre la gente que nos rodea, porque al final solo tú y yo compartimos esta transmisión entre dos bocas que se conocen sin medida.


(literalmente, reflexión)

p,d: agradecimientos a los filtros de Instagram, porfavor ajajajajaajajjaajaj

lunes, 25 de agosto de 2014

Respiro

Sentí las bocanadas de aire, el alivio, la tersa tela que me cubrió por más de 4 minutos. Un abrazo cercano, una sonrisa tenue y ese olor peculiar en mis manos: todo esto junto en una sola imagen. Dejé de callar, comencé a gemir, pero de alegría, de dolor de llaga cuando le pones alcohol, gemí sonriendo y presurosa: encontré una salvación. Decidí cortar una flor, no sin antes dibujarla en un papel, la soplé por la ventana y pedí un deseo: que todo se sienta siempre como esa bocanada de aire, como ese resplandor certero que me hizo descansar y pensar en que todas las cosas vienen a bien, más aún si se trata de ti. No sé que seguirá a todo esto, ni en qué terminará, pero el frescor que entregas cada vez vale cada segundo al cruzarnos.



p.d: haz que yo sepa pronto...

sábado, 23 de agosto de 2014

Kilómetros invisibles

Llovía, no solo afuera,
se despidieron
agridulcemente
y con eso los kilómetros,
invisibles,
lograron desaparecer.
No hubo instancia,
no hubo oportunidad
para un minuto
de paz;
las palabras fueron
una especie
de veredicto final.
El sonido del tejado
dejó entrever
que las lluvias,
esas
de antaño,
nunca pudieron ser.
Es el final
una apología a este día,
una rosa marchita,
una taza vacía,
un recorte de voces,
una falsa
respuesta
entre dos perdedores.


P.d: para que nunca más...