lunes, 25 de agosto de 2014

Respiro

Sentí las bocanadas de aire, el alivio, la tersa tela que me cubrió por más de 4 minutos. Un abrazo cercano, una sonrisa tenue y ese olor peculiar en mis manos: todo esto junto en una sola imagen. Dejé de callar, comencé a gemir, pero de alegría, de dolor de llaga cuando le pones alcohol, gemí sonriendo y presurosa: encontré una salvación. Decidí cortar una flor, no sin antes dibujarla en un papel, la soplé por la ventana y pedí un deseo: que todo se sienta siempre como esa bocanada de aire, como ese resplandor certero que me hizo descansar y pensar en que todas las cosas vienen a bien, más aún si se trata de ti. No sé que seguirá a todo esto, ni en qué terminará, pero el frescor que entregas cada vez vale cada segundo al cruzarnos.



p.d: haz que yo sepa pronto...

sábado, 23 de agosto de 2014

Kilómetros invisibles

Llovía, no solo afuera,
se despidieron
agridulcemente
y con eso los kilómetros,
invisibles,
lograron desaparecer.
No hubo instancia,
no hubo oportunidad
para un minuto
de paz;
las palabras fueron
una especie
de veredicto final.
El sonido del tejado
dejó entrever
que las lluvias,
esas
de antaño,
nunca pudieron ser.
Es el final
una apología a este día,
una rosa marchita,
una taza vacía,
un recorte de voces,
una falsa
respuesta
entre dos perdedores.


P.d: para que nunca más...

domingo, 17 de agosto de 2014

Pesadillas

En medio de agujeros negros, la circulación  se corta, los nervios se agudizan; pichan los impulsos en cada terminal sináptico, el pensamiento nublado entre mil rostros sin lugar, tengo un placer ineludible, una sed errante, un paraíso guardado, una vida entre hojas. La espera atemoriza y mientras los años pasan todo se vuelve un poco más claro. Un futuro incierto, deforestación cerebral, no encuentro vías de escape, el espacio interminable, los deseos incontables. Lo oculto, lo prohibido haciendo de las suyas y aquí, repentinamente, yo. Filas de camellos volteando sus cuellos hacia el lugar escaso buscan las sonrisas donde solían estar. Pesadillas encumbradas, temores expuestos: lo que en algún momento pensé ha sido promulgado, hecho, visto.


P.d: despertar y hacerlo mal.

lunes, 28 de julio de 2014

Entender cuesta



"¿ Cómo vivir en un mundo con el que uno no está de acuerdo? ¿Cómo vivir con la gente si uno no considera suyas ni sus penas ni sus alegrías? Si sabe que no es parte de ellos.

...es una pura ilusión pretender empezar en medio de la vida una "nueva vida" que no se parezca a la anterior, empezar, como suele decirse, desde cero.
Su vida estará siempre construida del mismo material, de los mismos ladrillos, de los mismos problemas, y lo que en un primer momento les parece una "nueva vida" resultará muy pronto ser una simple variación de la anterior."

La inmortalidad (fragmentos); Milan Kundera


p.d: aceptación.

jueves, 17 de julio de 2014

Las cosas siempre pueden ir peor

Hay algo más terrible que saberse con baja autoestima, pensar que puedes sobrellevarlo y que luego te des cuenta que puedes caer todavía más bajo? Hoy aprendí que sí, que siempre todo puede ser peor de lo que está y que la vida siempre puede castigarte todavía un poco más y llevarte a los extremos del dolor incluso aunque ya estés gritando y pidiendo misericordia. Al final, siempre te pueden sepultar un nivel más bajo tierra, al final igual te puedes ahogar en un océano interminable, al final igual puedes ser incinerado, arrojado a la fosa común y aplastado como vil bicho. Finalmente, todos tenemos pasta para ser basura, solo que algunos tenemos "el don" de desarrollarlo a pasos más grandes y estamos más propensos a sufrir toda esa angustia asquerosamente pegote. Para los que nos toca eso: luchar en contra es siempre en vano, de una u otra forma siempre estaremos hasta el cuello en mierda.

P.d: perdón la grosería, no había otra palabra que quedara mejor que esa.

martes, 15 de julio de 2014

Tener-lo suyo

Fraguando las penas una noche
se lima las uñas sin pensar en la hora,
se mira al espejo, lo voltea y vuelve a mirar
por si el reflejo se digna a cambiar.

Entornando los ojos hacia el cielo
moja su cara con aguardiente,
espera ahogar con ello
sus pupilas, pestañas, los ojos enteros.

Y se tira los padrastros que adornan sus manos,
los tira sin temor alguno,
porque quiere de una vez por todas
encontrarle la razón al dolor incorpóreo.

Desgarra su cuerpo con movimientos pélvicos,
dibuja un ocho con las caderas rebotantes,
la intimidad le da un respiro profundo
es solo ella, ella sin el mundo.

Pero hay un lamento, hay un lloro entre dientes,
una angustia, un deseo tenue.
Lo que ella quiere no es lo suyo,
lo que quiere es poder poseerte.

Lo oye, lo huele, lo saborea, lo palpa,
lo pre-siente, lo mira de frente;
Solo el sueño  le permite tenerte,
tenerte suyo, aceleradamente.

Sin remordimientos, sin escapatoria,
sin un límite candente:
solo suyo, solo suyo en la noche de sueños ardientes.


p.d: agonizando ya no importa mucho.

jueves, 3 de julio de 2014

Tiro de Gracia

Y bastó con pasar la tarde entre una rumba de papeles, con el tiempo ahogándome y con las manos y los pensamientos atados. Ya no daba más. Y no hubo más.Terminé por acercármelo a la sien y sintiendo el chorro de agua gélida brotando del jarro. Hasta ahí llegó el enojo y el cansancio.




p.d: se me perdió el revólver...